Fam de Llibertat – Girona 1713

  • Pots llegir l'entrada en català

La defensa agónica de Barcelona y su caída el once de septiembre de 1714 suponen uno de los hitos claves en el imaginario colectivo catalán de los últimos trescientos años. El hecho y el mito. Conjugados armónicamente en una sola melodía que recorre el sentir de generaciones de catalanes, fascinados por el pathos trágico de una amarguísima derrota que evidenció el fin de un mundo. Derrota por las armas, pero también en el plano político, en la imposición de las ideas, pues los Decretos de Nueva Planta marcaron el fin de las instituciones tradicionales de eso que llamamos Corona de Aragón y la implantación de un proyecto europeo, el borbónico, que chocó con las esperanzas que buena parte de la población había depositado en el archiduque Carlos de Austria, ese flamante cautivador que trajo consigo una corte para Barcelona. El propio desarrollo de la guerra, que en su tramo final se convirtió – abandonada la Cataluña austriacista a su suerte por sus aliados internacionales –  en una especie de crónica de una muerte anunciada, no hizo otra cosa que afilar posturas entre un Felipe V ansioso de aplicar el modelo francés en la Península Ibérica  y una Barcelona que entendía su oposición al Borbón como una razón liminar, de vida o muerte.

Toni Figuera, Lluna Pindado y Jordi Brunet junto a los Miquelets del Regiment de Sant Narcís

 

Por ello, cuando desde la compañía Teatre Blanc i Negre me propusieron participar en un proyecto teatral sobre Barcelona 1714, me pareció una idea excelente. Eso sí, con dos pequeñas salvedades: quería hacer algo sin Barcelona y sin 1714.  Alejarme un tanto del mito para buscar alguna de esas otras historias que sucedieron en la época y que pudieran ser materia teatral. Y lo encontramos en Girona.

Si el asedio borbónico de Barcelona en 1714 es la tesis central del pensamiento catalán sobre la Guerra de Sucesión, Girona 1712-1713 bien podría ser la antítesis, a la manera hegeliana. El hecho especular. El episodio donde las tornas están cambiadas y la cuestión se enfoca desde otra óptica. Y es que por estas fechas Girona sufrió un duro asedio por parte de las ejércitos austracistas. Trataban de recuperar la plaza que, apenas un año antes, habían tomado los ejércitos borbónicos. He aquí el espejo. El asediado en Barcelona se torna asediador en Girona, el atacante en defensor. Y en eso había teatro.

De la pregunta “¿Qué pasó en Girona durante la Guerra de Sucesión?” y de este cambio de papeles nació la obra que estrenamos el próximo 7 de marzo en el Teatre Municipal de Girona: Fam de Llibertat (Girona 1713).

Plano de las defensas de Girona en 1710

 

La Guerra de Sucesión está a punto de acabar y las posturas están más enfrentadas que nunca. Desde el interior de la ciudad, un ejército borbónico resiste desde hace meses el asedio que mantienen las tropas austriacistas. Hacía apenas un año que la ciudad había sido conquistada por los partidarios de Felipe de Borbón. El peso de la obra recae en tres personajes que interiorizan las tres posturas del momento. Robert, un ciudadano que ha decidido colaborar con los Borbones y que ha conseguido un lugar de poder en el nuevo mundo que trae consigo Felipe V. Anton, partidario del archiduque Carlos de Austria, que desde fuera de la ciudad intenta recuperar su antigua vida y las libertades de la ciudad frente a los invasores. Y, entre medio de ambos, Alba, una molinera (viuda del hermano de Anton) con una hija pequeña a la que cada uno de ellos quiere atraer para su causa. Uno para aliviar el hambre que provoca el asedio y ganar así el tiempo necesario para que lleguen los refuerzos borbónicos, el otro para ayudar a la resistencia y empeorar la situación de la ciudad y forzar así su rendición.

Aquí tenemos el leitmotiv de la obra. ¿Hasta qué punto el fin justifica los medios? ¿Hasta dónde llegarías para luchar por unos ideales? ¿Hasta mancharte las manos? ¿O te quedarías quieto mientras recortan tus libertades y avanza la represión? Todas estas cuestiones y más se plasmarán en el escenario del Teatre Municipal de Girona el próximo 7 de marzo y en el Teatre La Massa, de Vilassar de Dalt el día 8 en una obra coescrita por mí y Marcel Vilarós, dirigida por Lluís Elías y protagonizada por Jordi Brunet, Lluna Pindado  y Toni Figuera.

¿Os animáis a venir?

Posted in Historia Moderna. Tagged with , , , , , , , , .

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *